Para verificar en terreno el estado de la calidad del agua que sale de la planta de tratamiento de aguas servidas de Malalhue, el alcalde Rolando Peña Riquelme, junto al encargado de Medio Ambiente Marcos Rodríguez y el profesional de Secplan Wilson Saldías, se trasladaron este jueves hasta el lugar.

Cabe recordar que se trata de una obra que tuvo una inversión de más de mil 700 millones de pesos, la cual fue financiada a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) en el año 2016, la cual hoy en día beneficia casi 7 mil habitantes del sector.

 

En la oportunidad se revisaron y recorrieron las instalaciones, para luego verificar a través de muestras, cómo entran y salen las aguas servidas de la planta de tratamiento.

En este contexto el alcalde de la comuna, Rolando Peña Riquelme señaló que “teníamos una planta de tratamiento que se nos había quedado chica hace ya muchos años, y era un sentir, y más que un sentir una necesidad de Malalhue, porque los malos olores eran insoportables, teníamos las fiscalizaciones, estábamos siendo multados, por eso hicimos un compromiso a través de nuestra cooperativa de tener una nueva planta”.

Peña agregó que “este es un proyecto importante que pasó por miles de cosas, falta de presupuesto, los diseños, la construcción, y nos ha permitido hoy día mucha satisfacción, y cuando uno ve esto piensa que esto es por arte de magia, y esto no es así, aquí ha habido un trabajo de la propia comunidad, de la propia cooperativa, y ahora estamos comprobando que el agua que está saliendo, está prácticamente a un 95% de un agua casi pura”.

En tanto el profesional de Secplan Wilson Saldías señaló que “pasamos de una planta que trataba quinientos metros cúbicos día, a una planta que va a tratar casi el triple de capacidad y la localidad tiene la responsabilidad también ahora de hacer un buen uso del alcantarillado”.