alt

Un importante contingente de alumnos del liceo Camilo Henríquez de Lanco, divididos en 6 cursos, recibió su licenciatura de cuarto medio, finalizando así una de sus etapas más importantes de su vida.

 

 

La emotiva ceremonia se realizó el viernes en el gimnasio del establecimiento, lugar hasta donde llegaron los invitados especiales de los alumnos, sus padres, hermanos, amigos y familiares en general.

El ingreso de los estudiantes, acompañado de sus profesores jefes respectivos, marcó el inicio de la ceremonia, que contó con la presencia del alcalde (s) José Luis Acuña, los concejales Octavio Jofré, Eleuterio Fernández, Juan Santana, Francisco Orellana, Director del Daem y el Director del plantel educacional Patricio González, además del cuerpo directivo y docente del propio establecimiento.

El cortejo estuvo marcado por las emotivas palabras de despedida tanto de parte de los profesores como también de los propios alumnos, además se vivió un momento muy especial con la presentación del grupo instrumental del liceo.

Otro de los espacios de la ceremonia fue el reconocimiento a los mejores alumnos que por sus notas recibieron un estímulo por sus logros, también a los alumnos destacados en diferentes plenos, ya sea el deportivo como el cultural y a los que por su carácter y cortesía se les reconoció entre sus pares.

Fue el Administrador Municipal José Luis Acuña quién entregó un potente mensaje a los jóvenes presentes, señalando: “un reconocimiento a padres y apoderados en esta comuna de mucho esfuerzo ya que permanentemente están preocupados por la educación de sus hijos”, agregando “junto al Alcalde Peña sentimos que el gran patrimonio de esta comuna son sus personas, en consecuencia, tenemos gran esperanza y fe que las próximas generaciones de ustedes harán el recambio importante de liderazgo que ésta comuna requiere”, concluyó.

Por supuesto el momento más emotivo fue la retirada de los que pasaron a ser ex-alumnos del liceo tras recibir su licencia, en donde acompañados por sus profesores, pusieron fin a la ceremonia que duró cerca de dos horas.

Ahora solo resta esperar que cada uno tome la mejor decisión para el futuro de sus vidas, pero con la conformidad de haber recibido las herramientas necesarias para enfrentar cada uno de sus desafíos.

Por: Yubany Carrasco Vidal.