A continuación compartimos algunas imágenes de lo que fue la segunda parte de esta jornada de diálogos participativos de seguridad, donde nuestros vecinos y vecinas del mundo rural se agruparon por sectores para poder identificar las distintas problemáticas que les afectan.

La idea de esta parte de la jornada era que construyeran un árbol de problemas donde priorizaran sus desventajas y conflictos en temas de seguridad, viendo sus orígenes y como cada organización enfrenta este problema.

Estas propuestas serán presentadas al Consejo de Seguridad para ser analizadas por las instituciones que lo conforman para así buscar soluciones y mecanismos viables para enfrentar la delincuencia, drogadicción, sensación de inseguridad, entre otros factores, que afectan a las personas del mundo rural.